Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante si lo desea puede cambiar la configuración y obtener más información pinchando en "Más Info"

OK Más info

Suscríbete a nuestro Newsletter

Acepto el Aviso Legal, la Política de Privacidad y autorizo el tratamiento de mis datos de carácter personal para el envío de publicidad por medios electrónicos

Responsable

LA VIÑA, ASOCIACIÓN EMPRESARIAL DE HOSTELERIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID ("LAVIÑA")

Finalidad

Proporcionar a los usuarios información sobre planes, restaurantes, ofertas culturales, eventos, y en general actividades de ocio, interacción con los perfiles sociales y si contamos con su consentimiento envío de newsletter e información relacionada con los servicios prestados, con noticias del sector, ofertas, eventos, sorteos y promociones que puedan resultar de su interés.

Legitimación

Usted consiente el tratamiento de sus datos para la finalidad indicada.

Destinatarios

No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal.

Plazos de conservación

Los datos proporcionados a través del Sitio Web serán conservados mientras exista un interés mutuo.

Derechos

Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica en la información adicional.

Info adicional

Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad

MENÚ
SaboreaMadrid

¡Viva Malasaña!

01/03/2019

Pocos son los barrios de Madrid con una esencia tan genuina como el de Malasaña. Llamado así por extensión a partir del nombre de una de sus calles más emblemáticas, la de Manuela Malasaña, en honor a la malograda heroína madrileña de la época de ocupación napoleónica, fue conocido hasta finales del siglo pasado como el barrio de Maravillas.

Tras convertirse en uno de los puntos neurálgicos de la Movida Madrileña, gracias en gran medida a los míticos locales El Penta y La Vía Láctea, Malasaña es hoy uno de los rincones más cosmopolitas de nuestra ciudad, con una omnipresente oferta hostelera para todos los gustos. Por eso hoy vamos a dar una vuelta por sus animadas calles, escenario en el que se fusiona lo más tradicional con las tendencias más modernas.

Malasaña – wikimedia

Después de aprender un poco más acerca del significado histórico del barrio, traspasamos las puertas de Sakale para experimentar un viaje por el mundo a través del sentido del gusto. Tacos mexicanos, técnicas e ingredientes japoneses, ceviches peruanos, pokes hawaianos y un numeroso repertorio de otras propuestas con fusiones de productos típicos de distintas partes del planeta. ¿Nuestra recomendación? La Hamburguesa de salmón teriyaki con alga wakame, masago, queso crema y aguacate con patatas. Por su originalidad, por su acertada combinación y, sobre todo, por su sabor.

Sakale – Facebook

Una visita cultural de máximo interés en el barrio de Malasaña es la que ofrece el Museo de Historia, ubicado en el Real Hospicio del Ave María y Santo Rey Don Fernando, una de las máximas expresiones arquitectónicas del barroco madrileño del siglo XVIII. A través de sus extensas colecciones podréis asistir a un recorrido fascinante por la historia de la ciudad y su evolución urbanística.

Tras haber recorrido el pasado de nuestra ciudad, volvemos a la época contemporánea para adentrarnos en un auténtico centro de culto a la cocina estadounidense. Nos encaminamos concretamente hacia la calle Valverde, 6, donde se encuentra Burnout: ensaladas, nachos, alitas y, sobre todo, deliciosas hamburguesas, las cuales os recomendamos probar en cualquiera de sus variedades.

Otra buena excusa para acercarse por Malasaña es conocer los dos templos de la Movida Madrileña mencionados anteriormente: El Penta y La Vía Láctea. Buen ambiente con música de décadas pasadas y una decoración ochentera para disfrutar de unas copas y un rato divertido con los amigos.

La Vía Láctea – Facebook

Antes de las copas podría haber sido una buena idea pasarse a cenar por Lamucca de Pez, situado en un bonito local en la Plaza de Carlos Cambronero, 4. Y, si nos permitís una sugerencia, no os perdáis su Risotto de rabo de toro. Además de para cenar, es ideal para comer o tomar algo a cualquier hora del día.

LaMucca de Pez – Facebook

Y, como no, terminamos este paseo por Malasaña con el postre. El destino elegido es Acquolina, un verdadero paraíso de las tartas que podréis encontrar en la calle Velarde, 17. Entre sus irresistibles opciones, nos quedamos con su Cheesecake de nutella con trozos de gofre.

Acquolina – workat.co

Compártelo

¿Quieres recibir nuestras últimas noticias en tu buzón?